El presidente Donald Trump planea terminar con los subsidios para compartir costos que han ayudado a algunos estadounidenses de bajos ingresos a comprar un seguro de salud en el mercado de Obamacare, anunció la Casa Blanca el jueves.

Los subsidios han requerido un pago mensual aprobado por Trump, que hasta ahora ha ido adelante. La Casa Blanca ha dicho que consideraría el pago de cada mes de manera individual.

El movimiento tiene el potencial de aumentar drásticamente los costos para algunos clientes de Obamacare. Es el último paso tomado por Trump para desmantelar aspectos de la la ley de salud firmada por su predecesor.

El jueves, el presidente firmó una orden ejecutiva que en líneas generales obliga a la administración a desarrollar políticas para aumentar la competencia y la elección de la atención médica a fin de mejorar la calidad de la atención médica y los precios más bajos. Sin embargo, también podría desestabilizar a Obamacare al desviar a los estadounidenses más jóvenes y más sanos de los intercambios.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo que la decisión estaba «basada en la orientación del Departamento de Justicia».


«El rescate de las compañías de seguros a través de estos pagos ilegales es otro ejemplo más de cómo la administración anterior abusó de los dólares de los contribuyentes y saltó la ley para apuntalar un sistema roto», dijo Sanders en un comunicado.