El presidente Donald Trump en su discurso inaugural sobre el Estado de la Unión buscar dar un impulso de optimismo, convocando a demócratas y republicanos a mirar más allá de las profundas divisiones nacionales para hacer el bien por el pueblo estadounidense.

Sin embargo, a pesar de que trabajó para superar los crecientes cismas nacionales, Trump no evitó las oscuras advertencias sobre los inmigrantes y los asentimientos al nacionalismo populista que han ayudado a fomentar la desunión durante el año pasado.


En el transcurso de su discurso de 80 minutos, uno de los discursos del estado de la Unión más largos de la historia, Trump anunció los éxitos económicos de su primer año en el cargo, incluido un mercado bursátil en alza y un bajo desempleo. Habló gran paquete de recortes de impuestos que promulgó el año pasado y proclamó que la eliminación de regulaciones ha permitido que las industrias prosperen.

«Desde la elección hemos creado 2,4 millones de nuevos empleos, incluidos 200.000 nuevos empleos en manufactura solamente».

«Las solicitudes de beneficios por desempleo han llegado al mínimo de los últimos 45 años. El desempleo de los afroamericanos está en la tasa mínima que se haya registrado y el empleo de los hispanos también llegó a sus niveles históricos menores».

«Nuestros enormes recortes impositivos brindan un alivio tremendo a la clase media y los pequeños comercios».


«Además, los Estados Unidos han dado vuelta finalmente la página de décadas de acuerdos comerciales injustos que sacrificaron nuestra prosperidad y enviaron al extranjero nuestras empresas, nuestros empleos y la riqueza de nuestro país».

Sobre inmigración y la seguridad en las fronteras el presidente dijo «Mi deber, y el deber sagrado de cada uno de los oficiales electos presentes en esta cámara, es defender a los estadounidenses: proteger su seguridad, la de sus familias, sus seguridades, y su derecho al sueño americano. Porque los estadounidenses también son soñadores.»

«El primer pilar de nuestro borrador generosamente ofrece un camino a la ciudadanía para 1,8 millones de inmigrantes ilegales que fueron traídos aquí por sus padres a una edad temprana».

«Con nuestro plan, aquellos que cumplan con los requisitos educativos y de trabajo, y muestren buen carácter moral, podrán convertirse en ciudadanos plenos de los Estados Unidos».

«El segundo pilar asegura completamente la frontera. Esto implica construir un muro en la frontera sur».

«El tercer pilar termina con la lotería de visas, un programa que al azar entrega tarjetas de residencia sin reparar en habilidad, mérito o la seguridad de nuestra gente».

«El cuarto y último pilar protege a la familia nuclear al terminar con la migración en cadena».

«Hemos avanzado con una misión clara: devolverle la grandeza a los Estados Unidos, para todos los estadounidenses» dijo Trump.