Tribunal dicta cadena perpetua para asesino de joven cubano en el Reparto Flores, La Habana/Imagen tomada de redes sociales

El Tribunal Superior de La Habana sentenció a cadena perpetua a Orlis Rodríguez González, por asesinar a Andy García, un joven 25 años, que residía en el Reparto Flores, en La Habana, la madre del joven Itzel Valdés Roque, dice que para su tranquilidad ya conoce la sentencia, aunque admite que nada le devolverá a su hijo, informa Diario de Cuba.

Según Valdés Roque, el martes 15 de diciembre supo por el fiscal del caso que la llamó, que «había llegado ya la sentencia, siendo la misma de cadena perpetua, como todos pensábamos desde el inicio que sería lo único que nos daría un poco de paz».


«Ninguna condena hará pagar jamás a Orlis el horrendo crimen cometido contra la vida de mi hijo, pero me queda la satisfacción de saber que no podrá destruir la vida de ninguna otra persona y sus familiares, porque nunca más podrá pisar la calle», afirmó la madre del joven asesinado hace 11 meses.

Orlis Rodríguez era vecino de Andy García, vivía en el mismo edificio, de acuerdo a la confesión del criminal perpetró el asesinato porque la víctima no le caía bien.

Desde el 6 de enero de 2020 desapareció el muchacho, durante 48 horas su cuerpo estuvo sin vida dentro de un tanque en casa del asesino.

El 8 de enero las autoridades hallaron el cuerpo, según investigaciones García fue asesinado con unas tijeras.


Sobre el juicio que tuvo lugar el pasado 3 de diciembre, la madre de la víctima relata fue «muy duro».

«…Muy difícil tener delante al asesino de mi hijo sin reaccionar, escuchándolo justificarse, intentando minimizar las cosas, tratando de culpar a mi hijo Andy, cuando las pruebas indicaban que no hubo lucha, que no le dio tiempo a reaccionar, a darse cuenta de su macabro plan, no tuvo forma de defenderse», explicó.

«Nadie sabe a ciencia cierta cómo ocurrieron exactamente los hechos de aquel fatídico día, pero estamos seguros que Andy fue engañado por Orlis, como mismo hizo anteriormente con otras personas. Las pruebas de Medicina Legal también demostraron que su interés siempre fue verlo bien muerto, porque en el juicio quedó claro que removió las tijeras dentro hasta lograr su objetivo», añadió.

Orlis Rodríguez González tiene diez días hábiles para recurrir el veredicto del tribunal, según fuentes, ya que la condena de cadena perpetua no es firme todavía.

El acusado ha cumplido dos condenas, «una por robo con violencia y la otra por agresión y robo a otro vecino del edificio».