El alcalde de Jacksonville, Lenny Curry, dijo el martes por la mañana que «sería un honor ser el anfitrión de la Convención Nacional Republicana».


Esto ocurre después de que el presidente Donald Trump amenazó el lunes con retirar la Convención Nacional Republicana de Carolina del Norte si el gobernador demócrata del estado no aprueba de inmediato la posibilidad de permitir una reunión a plena capacidad en agosto a pesar de la actual pandemia COVID-19.

En una serie de tuits, Curry dijo que el VyStar Veterans Memorial Arena pudo organizar «el primer evento deportivo profesional en vivo del mundo desde COVID-19» en asociación con UFC y que la ciudad «demostró la capacidad de organizar grandes eventos en un lugar seguro y de manera responsable «.

Curry dijo que sería un honor ser el anfitrión del RNC «en esa misma instalación de clase mundial».


También dijo que el gobernador de Florida Ron DeSantis y su administración «han creado un marco regulatorio que funciona de manera atractiva para eventos importantes como estos».