Tienda T-Mobile en la Calle Ocho- Captura de pantalla Google Maps

T-Mobile anunció el viernes pasado pagará $ 350 millones para resolver múltiples demandas colectivas derivadas de una violación de datos divulgada en 2021, y que afectó a decenas de millones de personas, recogió CNN Business.

La millonaria compañía también acordó gastar $ 150 millones adicionales en seguridad cibernética hasta fines de 2023, según el acuerdo firmado.


Por su parte, el expediente judicial que acompaña el acuerdo de conciliación, indica que más de 76 millones de residentes de EEUU afectados por la infracción formarán parte de lo propuesto.

El pasado año T-Mobile declaró que la violación de datos estuvo vinculada a un pirata informático, que había robado información sobre aproximadamente 53 millones de clientes actuales, anteriores o potenciales.

La compañía comenzó a investigar la violación en agosto de 2021 después de que Vice informara sobre reclamos realizados en un foro clandestino en línea, el cual ofrecía a la venta datos de clientes de T-Mobile.

De aprobarse, los $350 millones de T-Mobile se destinarán a un fondo que cubrirá los pagos a los miembros de la clase, así como los honorarios legales y administrativos.

La empresa lanzó un comunicado el viernes en el que detalla que «los clientes son lo primero en todo lo que hacemos y proteger su información es una prioridad principal».


«Como todas las empresas, no somos inmunes a estos ataques criminales. Nuestros esfuerzos para protegernos contra ellos continúan y durante el último año hemos duplicado nuestro extenso programa de ciberseguridad», sostuvo.

T-Mobile añadió que acaban de crear una «oficina de transformación de ciberseguridad» a cargo del CEO Mike Sievert, quien contrató a la firma de ciberseguridad Mandiant, así como a las firmas consultoras Accenture y KPMG «para diseñar estrategias y ejecutar planes» para prevenir futuros eventos de este tipo.