Yuliesky Gurriel fue suspendido por cinco partidos de la próxima temporada por un gesto racista, el inicialista cubano de los Astros de Houston no se perderá ningún encuentro de la Serie Mundial tras realizar un gesto racista en el tercer juego contra los Dodgers de Los Angeles.


El comisionado de béisbol de Grandes Ligas, Rob Manfred, anunció la sanción el sábado, un día después que Gurriel se estiró los pliegues de los ojos después de conectar un jonrón ante el pitcher japonés Yu Darvish en la victoria por 5-3 que otorgó a Houston ventaja de 2-1en la serie.

Gurriel también se refirió al lanzador como un “chinito”, una palabra común en Cuba y otros países latinoamericanos para referirse a los asiáticos en general, pero que es considerada ofensiva

Gurriel se perderá los cinco primeros partidos de la campaña de 2018, por lo que no recibirá su salario.

La MLB no quiso penalizar a los Astros de Houston por las acciones del cubano y por eso dejo la sanción para la próxima temporada.