Destrozos en La Habana (Imagen de Luz Escobar, 14yMedio)

Se han sumado dos nuevas víctimas por lesiones sufridas durante el paso del potente tornado que azotó La Habana el pasado domingo 27 de enero, y la cifra de fallecidos sube a seis, reporta CubaNet citando medios estatales cubanos.


Las dos personas fallecidas el pasado sábado eran parte de las 13 en estado grave del total de 195 que resultaron heridas debido al tornado, explicó José Ángel Portal, ministro de Salud Pública de Cuba durante una reunión del Consejo de Ministros, encabezada por el designado gobernante cubano Miguel Díaz-Canel.

El poderoso tornado, primero de su tipo registrado en La Habana en los últimos 80 años, impactó con vientos superiores a los 300 kilómetros por hora la capital cubana, dejando miles de damnificados en los municipios de Regla, Guanabacoa, Diez de Octubre y San Miguel del Padrón.

Los estragos que provocó el evento climatológico que asoló la capital durante unos 20 minutos, todavía no se cuantifican del todo, sin embargo hasta ahora se han contabilizado unas 3.513 viviendas afectadas, y casi 350 derrumbes totales, de acuerdo al ministro de la Construcción, René Mesa Villafaña.

Asimismo, el presidente del Gobierno en La Habana, Reynaldo García, dijo se están remodelando varios locales que serán convertidos en viviendas para los damnificados.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Casi 5.000 personas permanecen evacuadas tras haber perdido sus hogares o por graves afectaciones de los mismos, según cifras del gobierno. Unos 4.780 están alojados en casas de familiares y 164 se encuentran en albergues estatales.

El titular de Energía y Minas, Raúl García comentó en referencia a la electricidad, que ya han se ha restablecido los servicios prácticamente en su totalidad, y solo lugares puntuales continúan sin luz eléctrica, con el objetivo de reparar dichas afectaciones las brigadas seguirán trabajando en las próximas horas.

Mientras un 65% de los servicios telefónicos ya están en funcionamiento, y el suministro de agua potable se mantiene estable.