Senadores estadounidenses envían fuerte mensaje a la dictadura, y piden la inmediata liberación de José Daniel Ferrer (Imagen de archivo)

Senadores estadounidense enviaron un fuerte mensaje a la dictadura, e hicieron un llamado a la comunidad internacional sobre los abusos y represión constante a la que es sometida la disidencia en Cuba», a través de una resolución bipartidista, reporta Infobae.


La resolución presentada ante la Cámara Alta de EEUU por un grupo de senadores, entre ellos los republicanos de origen cubano Marco Rubio y Ted Cruz, y los demócratas Bob Menéndez y Dick Durbin, exige la inmediata liberación del líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) José Daniel Ferrer, quien lleva más de 70 días encarcelado injustamente en una prisión santiaguera.

«El Senado de los Estados Unidos está enviando un fuerte mensaje de condena después de la detención ilegítima de Ferrer. Vamos a seguir levantando la voz contra los abusos de la dictadura contra miembros de la oposición y la prensa independiente», expresó Rubio.

Por su parte Cruz, senador por Texas, dijo que «la introducción de esta resolución bipartidista es para pedir al régimen comunista cubano que libere inmediatamente al activista por la democracia José Daniel Ferrer».

«Un día el mundo va a ver una Cuba libre, y es a través del coraje de los disidentes como Ferrer, que veremos la libertad de Cuba restaurada», añadió calificando de «corrupta y asesina» a «la tiranía de Castro».


Menéndez recordó que el líder opositor cubano «ha sido encarcelado en condiciones inhumanas, golpeado, torturado, y se le niega el acceso a la atención médica. Todo porque ha dedicado su vida a la promoción de la democracia y los derechos humanos en su tierra natal», sostuvo el senador demócrata de padres cubanos, quien agregó la «resolución es para llamar la atención internacional sobre los abusos y represión constante a la que es sometida la disidencia en Cuba, la situación de los presos políticos y luchadores por la democracia en la Isla».

«El mundo debe continuar pronunciándose en contra de las graves violaciones de los derechos humanos», concluyó.