Seguridad del Estado presiona a miembros de UNPACU para que huyan del país/Imagen de archivo

El líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), José Daniel Ferrer denunció que la Seguridad del Estado presionó y amenazó a activistas del movimiento opositor en Palmarito de Cauto, Santiago de Cuba, para que abandonen el país, reporta CubaNet.


Entre los hostigados se encuentran Moraima Díaz Pérez, Maidolis Oribe Perdomo e Isael Aliaga Pérez, todos miembros de UNPACU.

Según Ferrer, «la policía política les ofreció a Maidolis y a Moraima pagarle el costo de la salida con tal de que abandonaran la lucha» en el oriente del país.

En el caso de Aliaga, no le ofrecieron costearle la salida, pero lo amenazaron diciéndole que de seguir «con su activismo lo llevarían a prisión y luego le aconsejaron que se fuera también».

En conversación vía telefónica con Martí Noticias, Oribe Perdomo reveló que el oficial que la entrevistó le ofreció una propuesta que supuestamente venía «del alto mando de la seguridad del estado del país», la misma consistía en enviarla directo para EEUU, con su hija y esposo. Pero Oribe Perdomo se opuso, y le dijo tiene dignidad.


De acuerdo al líder opositor santiaguero la estrategia de la policía política es una «vieja formula» del castrismo, para expulsar opositores de Cuba.

El régimen valiéndose de intimidaciones y presión ya logró recientemente que el líder del Frente Juvenil de UNPACU, Carlos Amel Oliva y su esposa Katherine Mojena abandonaran el país.

Antes habían sido enviados a Guyana, los opositores Eliecer Góngora Izaguirre y Daniel Llorente Miranda.

Ovidio Martín, miembro de UNPACU fue liberado de una detención en mayo pasado, y decidió se iría de la Isla, luego de que lo amenazaron con 15 años de prisión.