Seguridad del Estado la emprende con la familia de un campesino preso por el supuesto delito de «desacato y desorden público»/Imagen tomada de redes sociales

La policía política amenaza y hostiga a los familiares de un campesino cubano llevado a prisión en Las Tunas, por los supuestos delitos de «desacato y desorden público«, recoge Martí Noticias.

Yandier García Labrada, de 34 años y originario de Manatí, en la citada provincia, fue detenido en octubre pasado, mientras hacía una cola para comprar alimentos en una tienda de la localidad.


García Labrada, miembro del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), liderado por el ex preso político Eduardo Cardet, protestó afuera del comercio, y las personas que estaban en la cola lo apoyaron.

Según Cardet, la Seguridad del Estado ahora está acosando a Irán Almaguer, hermano de Labrada.

Recientemente Almaguer fue arrestado por casi tres horas en la estación de la policía de la localidad de San Andrés, donde vive.

Un agente llamado Frank y otro apodado Sandy, con un largo historial represivo, lo amenazó en múltiples ocasiones.


Los represores le dijeron a Irán que iban a aumentar la condena de su hermano, si seguía denunciando la situación que tiene el activista en la cárcel «El Típico»

De acuerdo a Cardet, el acoso sobre Almaguer y la familia de Labrada es recurrente.

«Se trata de un muchacho que padece una enfermedad que se llama retinosis pigmentaria, que lo convierte en un débil visual, con las limitaciones que eso acarrea. La esposa de él es invidente. Ellos son padres de una niña menor de edad», sostuvo el médico sobre el hermano del preso.

El hostigamiento es para que la familia de Labrada «abandone el activismo pacífico en defensa de los derechos humanos, la oposición, y… que dejen de denunciar la situación de su hermano, que ha sido víctima de una injusticia colosal», contó el líder opositor.

En enero pasado, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) intercedió a favor del Labrada con una resolución que le otorgó medidas cautelares de protección por considerar que se encuentra en una situación de gravedad y urgencia en prisión.