Opositor cubano Yoel Bravo López (Imagen tomada de redes sociales)

El régimen acusa al opositor cubano Yoel Bravo López, quien reside en Santa Clara, de formar parte del movimiento Clandestinos, que por estos días ha teñido de rojo bustos de José Martí y vallas donde aparece la figura del fallecido dictador Fidel Castro, en señal de protesta por los 61 años de represión en la Isla, informa Martí Noticias.


No obstante, Bravo dijo a Radio Martí que su lucha contra el régimen la lleva a cabo de otro modo.

Yoel Bravo quien tiene en estos momentos un proyecto diferente, llamado Campaña «Pa’ la Calle», rechazó las acusaciones de la Seguridad del Estado.

Fuerzas de la tiranía allanaron la casa del opositor en Santa Clara, sin una orden de registro el jueves, los agentes de la Seguridad buscaban «pomos de pintura roja y spray, que nunca encontraron».

Bravo fue detenido y acusado de liderar las acciones del movimiento Clandestinos, incluso fue amenazado de muerte por un teniente coronel identificado como Ariel.


El disidente es líder del Movimiento Opositor Juventud Despierta (MOJD) y miembro del Frente Nacional de Resistencia y Desobediencia Civil Orlando Zapata, con su nueva campaña persigue invitar a la ciudadanía a expresarse contra el sistema, a través de acciones cívicas.

Mientras permanecía detenido este viernes, varios jóvenes del MOJD fueron al Cementerio de la ciudad de Santa Clara, para rendir tributo en el lugar donde reposan los restos de cubanos que fueron fusilados por el castrismo en los años ’60 del pasado siglo.

El líder opositor dejó claro que no critica el modo de operar de Clandestinos, porque explicó también persiguen librar a Cuba del yugo de la dictadura.