Segundo jefe Ronald Papier (Izquierda) y Comandante. Nerly Papier (derecha).

Dos de los oficiales de policía de más alto rango de Miami fueron suspendidos en medio de una investigación sobre acusaciones de corrupción y encubrimiento interno reportó el Miami New Times.

El subjefe del Departamento de Policía de Miami (MPD), Ronald Papier, y su esposa, la Comandante del Equipo de Mejoramiento del Vecindario de la Pequeña Habana. Nerly Papier, fueron relevados de sus funciones hoy, según la portavoz del MPD, Kenia Fallat. Ambos recibirán su salario durante sus suspensiones.


El Departamento de Policía de Miami no quiso decir qué llevó a las suspensiones, citando una investigación en curso, pero la acción disciplinaria se produce tres semanas después de que una fuente anónima envió un correo electrónico a varios funcionarios de la ciudad alegando corrupción por parte de los Papiers y varios otros oficiales de alto rango.

A principios de este mes, un correo electrónico encriptado fue enviado al recién nombrado jefe del MPD Art Acevedo, al alcalde de Miami Francis Suárez y a la Oficina del Fiscal del Estado de Miami-Dade, acusando a Ronald Papier de encubrir un accidente que involucró a su esposa.

El correo electrónico del 4 de abril, que estaba dirigido a Suárez, alegaba que Nerly Papier conducía «bajo la influencia de sustancias de control» y estrelló un vehículo policial contra una acera «a aproximadamente 40 millas por hora» el 2 de abril, explotando ambos neumáticos. un lado.

El correo electrónico alegaba que Nerly Papier condujo el vehículo sobre sus llantas hasta la sede del MPD antes de llamar a su esposo, el subjefe.


Según el correo electrónico, Ronald Papier se puso en contacto con el capitán del MPD, Javier Ortiz, para que remolcaran y repararan el vehículo con el falso pretexto de que había sido objeto de vandalismo. Un sargento de policía presuntamente escribió un informe sobre el accidente sin inspeccionar el vehículo ni tomar fotografías, y el informe fue presuntamente firmado por un comandante de policía sin la debida revisión.