A causa de la incertidumbre política que existe en estos momentos en Estados Unidos en lo referente a la Ley del Cuidado de Salud, las compañías aseguradoras que venden pólizas en Florida como parte de la ley conocida como “Obamacare” han decidido incrementar las primas mensuales en casi un promedio de 45% para el 2018, informó la Oficina Estatal de Regulación de Seguros.

La Oficina Estatal de Regulación de Seguros dijo este martes que la mayor parte del aumento promedio de la tarifa —31 puntos porcentuales— se derivaba de los planes estándar vendidos en el mercado ACA (“Affordable Care Act”, o Ley del Cuidado de Salud a Precios Asequibles) en healthcare.gov.

Las aseguradoras también temen que la administración Trump deje de pagar los subsidios que ayudan a reducir los costos para los ciudadanos de bajos ingresos.

Los planes estándar vendidos en healthcare.gov son los únicos que facilitan los subsidios, llamados reducciones de costos compartidos, a los clientes que ganan salarios dos veces y medio por debajo del nivel de pobreza, que en 2017 era de $30,000 para un individuo y de $51,000 para una familia de tres personas.


De los 1.43 millones de residentes en Florida con un plan de salud ACA en 2017, cerca de tres de cada cuatro, o más de 1 millón de personas, recibieron un subsidio que les ayudó a disminuir los costos, de acuerdo a estimaciones federales.

El presidente de mercado de Florida Blue, la mayor aseguradora de salud del estado, declaró que la empresa elevará las primas en un promedio de 33.5% en el 2018 para los planes vendidos en el mercado ACA.

Penny Shaffer, presidente de Florida Blue agregó este martes “si las reducciones por los subsidios de costos compartidos desaparecen o si la incertidumbre continua, habrá un aumento en las tarifas”.

Los reguladores en Florida anunciaron que las aseguradoras tenían que valorar la posible pérdida de los subsidios para compartir los costos, forzando a las aseguradoras a elevar las primas.

Los miembros de Florida Blue que reciben un subsidio de prima adelantada están menos vulnerables a que suba de precio su plan médico si los pagos por costos compartidos llegasen a desvanecerse. Esto se explica debido a que el subsidio de prima adelantada está vinculado a la tasa mensual para un plan estándar, cuanto mayor sea la tasa mensual, mayor será el subsidio.

El estudioso en política de la salud de la Universidad de Miami, Steven Ullmann, piensa que las aseguradoras están tomando una postura defensiva al subir los precios de las pólizas de seguros para hacer frente al temor de que los subsidios federales desaparezcan.

“Hay tanta indecisión”, comentó el catedrático. “Eso es lo que está matando (el mercado)”.

El gobierno de Trump ha estado financiando los subsidios mes tras mes, pero no ha hecho el compromiso a largo plazo.

(Con información de El Nuevo Herald)