En 2017 se vio un aumento de los grupos de ideologías racistas, sexistas y neonazi en Estados Unidos, de acuerdo a un informe del Southern Poverty Law Center (SPLC), organización que cuantifica delitos o crímenes de odio.


La organización con sede en Alabama, registró 954 grupos de odio, o un aumento del 4% hasta ahora, 66 de ellos con representantes en Florida.

El SPLC define como grupos de odio a colectivos cuyas prácticas o ideologías demonizan a diferentes clases de personas.

El Ku Klux Klan, grupos anti LGBT, nacionalistas negros incluyendo Nation of Islam, y también grupos antimusulmanes y antiblancos, se distinguen dentro de los grupos de odio.

De acuerdo al reporte, los grupos extremistas antiinmigrantes crecieron de 14 a 22 el pasado año, y en cuanto a las agrupaciones que integran neonazis se incrementaron un 22%, de 99 a 121 en total.

Mientras representantes del SPLC culpan al presidente Donald Trump del aumento de estos grupos; un vocero de la Casa Blanca dijo el miércoles al Washington Post que era “insultante” que se responsabilizara al mandatario por el incremento de los grupos de odio.


El subsecretario de prensa Raj Shah, detalló al citado medio:

“El presidente condena el odio, el fanatismo y la violencia en todas sus formas. Trump continuará luchando por todos los estadounidenses, independientemente de su raza, religión, sexo u origen, y cualquier sugerencia de lo contrario es incorrecta e insultante”.

El reporte del Southern Poverty Law Center, saca a la luz también que aunque los grupos de odio aumentaron en todo el país, este año los colectivos del Ku Klux Klan disminuyeron de 130 a 72, como indicador fundamental, la organización señala que estos grupos ya no atraen tanto a los supremacistas blancos más jóvenes.

(Con información de El Nuevo Herald)