Rosa María Payá pide el apoyo de la comunidad internacional, ante las violaciones de los derechos humanos en Cuba/Imagen de archivo

La activista cubana Rosa María Payá, quien está participando en la 24ª Conferencia del Foro 2000, que comenzó en Praga, capital de la República Checa, esta semana, habló sobre la situación de los derechos humanos y libertades fundamentales en la Isla, informa Martí Noticias.


Según contó la promotora de Cuba Decide a la emisora del exilio, denunció parte de lo que los opositores cubanos han dado a conocer «en los últimos tiempos».

Payá mencionó «el incremento tan brutal de la represión contra todos los ciudadanos, pero especialmente contra aquellos que se atreven a levantar su voz».

«Activistas de UNPACU y Cuba Decide por ejemplo en las últimas 72 horas ha habido más de 41 arrestos, también miembros del Movimiento San Isidro y por supuesto la situación de los presos políticos y de los casos más críticos que están en peligro, no solamente por su libertad, sino por su integridad física», añadió.

Rosa María hizo un llamado a la solidaridad de la comunidad internacional para con el pueblo de Cuba.


«Explicamos cómo la sociedad civil y la ciudadanía de hecho cubana que vive en el exterior, ante la situación tan crítica que están pasando las familias cubanas, ante la crisis humanitaria ante la falta de alimentos ante la falta de recursos explicamos cómo la sociedad civil cubana fuera de la isla recogió miles de libras de ayuda humanitaria, las envió a Cuba y el régimen cubano de Raúl Castro y Díaz-Canel se han convertido en el verdadero bloqueo entre la ayuda y ciudadanos» expuso la activista.

El Gobierno estadounidense, eurodiputados españoles y varias organizaciones han mostrado su apoyo a la oposición cubana en el reclamo para que el régimen de La Habana entregue la ayuda humanitaria retenida en el puerto del Mariel desde agosto; mientras la escasez de alimentos, de artículos de aseo y medicinas empeora en el país comunista.

Payá participó en este Foro de manera virtual, el mismo se realiza cada año desde 1997, en la República Checa, sin embargo este año por la pandemia de Covid-19 no ha podido ser presencial.