Luego de consultar con las familias de las víctimas de la matanza en la secundaria Marjory Stoneman Douglas, el gobernador de la Florida Rick Scott ha firmado este viernes nuevas restricciones de armas en respuesta al tiroteo del mes pasado en Parkland, las mismas responden a un proyecto de ley aprobado por escasa mayoría en las dos cámaras de la legislatura .


El proyecto no abarca todo lo que exigen los sobrevivientes del tiroteo, y tanto los sindicatos de maestros como la Asociación Nacional del Rifle (NRA por sus siglas en inglés) manifestaron su oposición.

No obstante familiares de algunas de las 17 víctimas de Parkland instaron a Scott en una misiva a rubricar rápidamente esta histórica ley.

“Sabemos que, a la hora de prevenir futuros actos de violencia escolar, la votación de hoy es apenas el principio del proceso. Aplaudimos a los miembros de la Legislatura de Florida que tuvieron el valor de votar contra sus propios intereses para hacer lo correcto para la seguridad de nuestras escuelas. ¡Esta vez debe ser distinto!”, detalla un fragmento del texto.

Scott, un republicano que ha disfrutado durante mucho tiempo del apoyo político de la Asociación Nacional del Rifle, aprobó un período de espera de tres días para comprar todas las armas de fuego y aumentar la edad mínima para comprar un arma de 18 a 21.


El proyecto de ley (SB 7026) permite a la policía pedir a los jueces que confisquen armas de personas que representan una amenaza para ellos mismos o para otros.

La legislación apenas aclaró el Senado en una votación de 20-18 y aprobó la Cámara 67-50, ya que 19 republicanos abandonaron a los líderes de su partido.

Fue la primera vez que tantos legisladores del Partido Republicano rompieron filas con el presidente Richard Corcoran, en una clara señal de la naturaleza divisiva de las armas de fuego como un tema político.

El gobernador de Florida firmó la ley a pesar de su oposición a la creación de un programa que permite que el personal de la escuela lleve armas ocultas en el campus.

Los familiares de las 17 víctimas de Parkland firmaron una declaración apoyando la aprobación de la legislación.

El entrenador Aaron Feis Guardian Programme, nombrado en memoria del entrenador asistente de fútbol en la escuela que murió protegiendo a los estudiantes de los disparos, creará un programa de $ 67 millones para los sheriffs del condado para entrenar al personal escolar y neutralizar a un tirador escolar activo.

La NAACP y la Florida Education Association, un sindicato de maestros a nivel estatal, pidieron a Scott que vetara la legislación.

Los líderes de la NAACP lo calificaron como “completamente absurdo y equivocado” para la Florida de permitir que los maestros y otro personal lleven pistolas en la escuela.

La presidenta de FEA, Joanne McCall, dijo que el sindicato apoya más dinero para hacer que las escuelas sean más seguras y mejorar los servicios de salud mental.

“La disposición que armaría a los empleados escolares hará más daño que bien”, escribió McCall.

“Nuestros maestros y otros empleados de la escuela están listos para defender ferozmente a nuestros estudiantes, pero ninguno de ellos debería tener que elegir entre guiar a los estudiantes a la seguridad o enfrentarse a un asaltante armado en el que seguramente dispararán contra los mismos estudiantes que intentan proteger”, añadió

Una asociación estatal de superintendentes escolares de la Florida pidió a Scott los $ 67 millones para el programa de tutores.

Los superintendentes argumentan que el mecanismo de financiación en el proyecto de ley es defectuoso porque asigna demasiado dinero para el personal escolar armado y no lo suficiente para los oficiales de recursos escolares, que son oficiales de la ley juramentados.

“No habrá suficientes fondos (…) para financiar a un agente de la ley en todas las escuelas”, explicaron los superintendentes.

(Con información de Miami Herald y Excélsior)