Reyes de España visitarán Cuba «en medio de la peor situación represiva» desde 2003 (Imágenes tomadas de archivo)

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) ha recordado a los Reyes de España visitarán la Isla el próximo 11 de noviembre «en medio de la peor situación represiva» en el país comunista «desde la conocida Primavera Negra de 2003». Además la organización pidió a España y a la Unión Europea un «pronunciamiento urgente» sobre la detención del líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), José Daniel Ferrer, quien se encuentra con peligro para su vida en una cárcel del régimen.


«Este año la situación está siendo especialmente dura para los defensores de derechos humanos. Permanecen en las cárceles 119 presos políticos, con condenas firmes, mientras que se han producido hasta la fecha al menos 2.768 detenciones arbitrarias», detalló el organismo con sede en Madrid.

Asimismo el grupo defensor de los derechos humanos insistió afirmando que la «Cuba que visitarán» Felipe VI y Doña Letizia «está detenida en el tiempo. Antes, durante y después del proceso de reforma constitucional, no se ha aprobado una sola medida para mejorar la situación de los derechos políticos».

De igual modo el comunicado detalla «tampoco» han existido mejoras en el «orden económico y social, como demuestra la reciente encuesta nacional del OCDH, donde la mitad de los cubanos aparece bajo el umbral de pobreza».

La OCDH dio a conocer el mes de octubre cerró en la Isla con 301 detenciones arbitrarias, número que corrobora la cruenta represión bajo el mandato de Miguel Díaz-Canel como presidente títere, y de Raúl Castro, como primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC).


Ferrer «quien fue arrestado de manera arbitraria el 1 de octubre», se encuentran en «condiciones en las que peligra su integridad física». Además de que permanece encarcelado pese a que no existan cargos en su contra, advierte la organización.

Alejandro Gonzalez Raga, director ejecutivo del Observatorio Cubano de Derechos Humanos, destaca en el documento que circula en redes sociales que «el líder del mayor grupo opositor de Cuba lleva más de un mes detenido. Ni la Unión Europea ni el Gobierno de España han reaccionado ante la gravedad de este asunto. Demandamos un pronunciamiento urgente, ya que su integridad física corre peligro. En general, la situación represiva es muy preocupante, como también lo es la actual política de apaciguamiento hacia el régimen de La Habana».

La OCDH recuerda la muerte de Armando Sosa Fortuny, el preso político más antiguo de Cuba, en octubre pasado.

De igual modo puso énfasis en los casos del periodista independiente Roberto Jesús Quiñones Haces, y del matrimonio de pastores Ramón Rigal y su esposa Ayda Expósito, quienes se negaron a que sus hijos fueran «educados» por la dictadura, y hoy cumplen pena de prisión.