Retornan los «amarillos» por la crisis del transporte en Cuba (Imagen de periódico Adelante)

A partir de junio retornan los inspectores popularmente conocidos como «amarillos» en Cuba al perímetro urbano de las ciudades de Ciego de Ávila, anunció la Dirección Provincial de Transporte, informa Diario de Cuba.


Los «amarillos» estaban presenten en los «puntos de recogida de todo el país, para detener a los pocos vehículos que circulaban, y facilitaran el traslado de pasajeros necesitados, durante el llamado «Período Especial» de los años 90.

A los inspectores se les conoce como «amarillos» por el color de su uniforme, aunque en los últimos años ellos no desaparecieron, sólo se veían en algunos puntos del territorio, más bien en carreteras nacionales o en las afueras de las urbes.

No obstante, la medida llega por la crisis de combustible en la Isla, sostuvo la Dirección Provincial de Transporte de la provincia.


«Esta medida, con carácter provincial, (…) establece la obligatoriedad de autos y vehículos estatales de recoger pasajeros, siempre que circulen vacíos, en estos puntos habilitados al afecto», detalló la entidad.

En dependencia de la demanda de la población, el número de «amarillos» en los puntos de embarque podría aumentar.

Si bien allí solo quedan 45 «amarillos», de una centenar que llegaron a ser, Luis Enrique Arias Peña, director de la Empresa Provincial de Transporte de Pasajeros y Cargas Generales, explicó que su entidad exigirá a las empresas estatales que «sus vehículos deben detenerse en las paradas y puntos de transportación masiva para ayudar al traslado de pasajeros» como paliativo a la crisis del transporte público.

La falta de combustible, se une a la escasez alimentaria que vive la Isla comunista, y al desabastecimiento de medicamentos, que también se ha agravado en los últimos meses.