En Trinidad y Tobago permanecen varados más de 1.000 cubanos, la opción que les ha quedado es pedir el amparo de la ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados).

“Estos programas de la ACNUR son manipulados por la izquierda internacional, y nunca nos va a reconocer a los refugiados, que estamos aquí en contra de la dictadura totalitaria, e izquierdista de Raúl Castro”, expresó Yaquelin Vera, una migrante cubana.

Onelia Alonso, otra refugiada cubana declaró: “soy refugiada política de la ONU (Organización de las Naciones Unidas), pero yo aquí me siento una presa, una rehén, una esclava de la ONU”.

“En Cuba no teníamos libertad, llegamos a Trinidad y Tobago y tampoco tenemos libertad, ni derechos”, se quejó Vera.


Una niña cubana Alexia, fue salvada por sus padres de manos de un secuestrador, según su madre Dayamí: “salió de pronto por detrás de nosotros y me arrebató a la niña, inmediatamente se la quiso llevar para un carro que tenían parqueado ahí, y mi esposo salió como una fiera”.

El padre Alexis contó que tuvo que golpear al hombre para quitarle a la menor, “porque andaba con capucha puesta”, y finalmente le logró quitar a la niña, cuando estaban a punto de meterla dentro del auto.

El proceso de la ACNUR depende del reasentamiento, y podría demorar años, tampoco existen garantías de que los cubanos sean aceptados en otro país.

“No jamás volver a Cuba, yo lo que sufrí en Cuba no lo voy a sufrir más, allá me dijeron que emigrara que me iban a desaparecer”, comentó otro refugiado.

“Yo quiero que se me de mi lugar, que si no me pueden atender me den ayuda humanitaria, quiero ser reasentada en un país donde yo pueda vivir con dignidad, donde no se me violen los derechos humanos, como se nos están violando”, afirmó Alonso.

“Para sobrevivir aquí me he visto en la penosa necesidad de hacer trabajos impensables”, dijo el ex prisionero político cubano Lino Ascencio, quien además dice estar “desilusionado porque pensábamos una cosa del gobierno de Trinidad y Tobago, y en el terreno hemos comprobado otra cosa, todo indica que entre el gobierno de este” país “y el gobierno de La Habana ha habido componenda y por eso se nos han puesto tantas trabas a los solicitantes de asilo, y a los que ya tienen el estatus de refugiado”, concluyó.

(Con información de Martí Noticias)