La agencia para los desamparados de Miami-Dade evitó recortes en sus fondos federales para el 2017 tras un año muy duro en el cual Washington retiró alrededor de $6 millones a los proveedores locales a favor de otros programas de todo el país, informó el Nuevo Herald.

The Homeless Trust (Fideicomiso de Desamparados), la agencia para los desamparados de Miami-Dade, anunció el martes por la noche que el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de Estados Unidos (HUD) ha aprobado alrededor de $30 millones en fondos para programas locales, el mismo nivel de subvención que existe en la actualidad.

Esa cantidad de subsidios provocó una crisis de subvenciones a principios del 2016, cuando funcionarios locales perdieron $6 millones de los fondos de HUD solicitados. Pero los administradores del Condado afirman que una restructuración a fondo de la programación de la agencia permitirá a Miami-Dade brindar un pequeño aumento en camas para los desamparados con los mismos $30 millones en el 2017 sin tener que hacer recortes en otras áreas.

“La subvención no ha cambiado”, dijo Vicki Mallette, directora del fideicomiso. “Pero el servicio es mayor”.


Ella dijo que Miami-Dade añadirá 111 camas con los nuevos fondos a las casi 9,000 que ya se están brindando. La mayor parte de las mismas provendrán de dos proyectos en desarrollo: Karis Village en Goulds y Liberty Village en Miami.

Para los subsidios del 2017, HUD exigió a ciudades y condados competir por sólo el 7 por ciento del total de sus fondos. Y el Condado salió mucho mejor parado en la competencia nacional, por lo cual pudo conservar todo el dinero en competencia.

El Condado entra ahora en el nuevo año con la misma cantidad en fondos federales con la que comenzó el presente año. En total, HUD concedió $29.9 millones a programas del Homeless Trust, fondos esenciales para una agencia cuyo presupuesto operativo es de alrededor de $61 millones para el 2017.