Henry Laso envía contundente mensaje a Gente de Zona y a otros artistas que apoyan al régimen (Imágenes tomada de redes sociales)

El rapero cubano Henry Laso envió un contundente mensaje a artistas como Gente de Zona, Haila, El Chacal y otros afines al régimen castrista, en conversación telefónica con CubaNet, el cantante vaticinó que un día no muy lejano ellos serán «juzgados» por apoyar a la dictadura de la Isla.


«Con nombres y apellidos, a Gente de Zona, a Haila, al Chacal y a Yomil y el Dany, que son los mayores oficiales del G2 cubano dentro de la cultura cubana, y son los que están traicionando a su Patria, a su público y a seguidores que no son comunistas. Lo que ellos están haciendo, el día que esa dictadura se caiga, también debe ser juzgado», aseguró.

«Apoyar un sistema que hace más de 60 años está matando a un pueblo de hambre y viola sus derechos humanos te hace parte de la corrupción, eres tan violador como ellos», agregó.

El Encuyé, nombre artístico del rapero contestatario fue puesto en libertad por ICE hace tan solo algunas horas, luego de que EEUU le negara el asilo político, pero le fuera notificada la suspensión de deportación a Cuba.

Laso fue preso en la Isla por razones políticas, ya que causó disgusto al Gobierno cubano por las canciones de contenido contestatario que el artista colgaba en la red. Al ser liberado pasó por tres hospitales psiquiátricos, métodos que el régimen utiliza para torturar psicológicamente a los que se le oponen.


«Digan la verdad con nombres y apellidos, digan quiénes son los culpables de tanto mal: Raúl Castro, Miguel Díaz-Canel y toda esa bola de asesinos que están con la dictadura», fue el mensaje de Laso para los artistas que se quedan callados, y deciden no hablar de política frente a los atropellos del régimen castro-comunista.

«Y no se limiten, háganlo por su arte y por su Patria, un día se nos va a devolver todo lo que hemos podido cosechar, porque el futuro de una nación está en artistas como nosotros, críticos, que llevan mensajes al pueblo. Nuestra música no es para que la gente baile, sino para que tengan una reflexión humana», concluyó.