COVID-19 vacuna. Foto: Pixabay

El jefe del Fondo Ruso de Inversiones Directas (RFPI), Kirill Dmitriev, evaluó este martes, la posibilidad de que Moscú coordine la producción de su vacuna contra el Covid-19, a partir de noviembre próximo y en Cuba, dio a conocer la oficialista Prensa Latina.


De acuerdo a Dmitriev, el país comunista «tiene una gran capacidad de producción de medicamentos y, en específico, de vacunas, con un personal altamente calificado», que ayudaría a Rusia a coordinar con el gobierno de Miguel Díaz-Canel «para iniciar la producción de la vacuna, incluso en noviembre venidero».

El portal estatal recoge que el funcionario ruso alabó «la preparación científica de Cuba», y su gestión contra la pandemia de coronavirus, tras anunciar en julio que Moscú cooperaría con el régimen de La Habana para producir en conjunto fármacos contra el Covid-19.

El director general del RFPI, dijo haberse aplicado ya la vacuna, al ser interrogado sobre si la misma era segura.

Dmitriev precisó solamente experimentó una leve fiebre de 38 grados el primer día, y puntualizó no tuvo ninguna complicación.


El funcionario añadió que esa vacuna también fue suministrada a su madre y padre de 74 años de edad.

La vacunación en Rusia sería voluntaria para médicos y profesores, y se empezaría a aplicar desde este septiembre.

También indicó «Rusia estaría abierta para compartir con otros países el citado preparado, pero siempre de forma voluntaria».

Al tiempo que rechazó las acusaciones de «espionaje ruso para obtener la vacuna».

«Algunos podrían pensar que la copiamos de algún extraterrestre», comentó haciendo referencia a las acusaciones de Canadá, EEUU y Reino Unido sobre robo de datos.