Miguel Díaz-Canel y Andrés Manuel López Obrador en México/Octubre 17 de 2019 (Imagen tomada de CNN)

El designado gobernante cubano Miguel Díaz-Canel se reunió a puertas cerradas con el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), como parte de su visita oficial a México, según Martí Noticias, ambos abordaron el tema de los migrantes de la Isla que llegan al país azteca en ruta hacia EEUU, y un posible acuerdo de suministro de petróleo, lo que hace suponer que Cuba busca a no muy largo plazo en México, a una segunda Venezuela.


Sobre la mesa de negociaciones también se presume estuvieron el envío de médicos cubanos a México, y licencias comerciales para la compra de electrodomésticos para suministrar las tiendas que el Gobierno cubano ha anunciado.

López Obrador dijo a la prensa que hablaría de «un plan de desarrollo regional» que de momento está por definir.

«Vamos a hablar en general de un programa a desarrollar en el corto mediano-plazo. No hay nada preciso, pero sí la voluntad de que haya cooperación para el desarrollo», comentó AMLO, según Efe.

La prensa estatal cubana tampoco divulgó muchos detalles de la visita del líder comunista a México, Granma solo detalló «el mandatario cubano sostuvo conversaciones oficiales con el presidente Andrés Manuel López Obrador y cumplimentó otras actividades».


No obstante, Maximiliano Reyes Zúñiga, subsecretario para América Latina y el Caribe de la cancillería mexicana, expresó ayer en la mañana «tenemos claro que de las demandas más importantes en Cuba es la provisión de energía a precios accesibles y con suficiencia; seguramente avanzaremos por ahí», dio a conocer La Jornada.

Por su parte, Antonio Rodiles, director del grupo Estado de Sats dijo en redes sociales que no es difícil imaginar que la propuesta cubana al Gobierno mexicano haya sido una brigada médica al estilo de la que el gobierno de Jair Bolsonaro sacó de Brasil.

«No hay que ser muy agudo para darse cuenta de que estos son los renglones que Cuba ha vendido como exportación de servicios», explicó Rodiles.

Lázaro Cárdenas Batel, nieto del ex presidente Lázaro Cárdenas, y quien se desempeña como coordinador de asesores de López Obrador, está casado con una cubana, y tuvo lazos muy estrechos con régimen de La Habana, cuando fue gobernador de de Michoacán, un detalle a tener en cuenta, de acuerdo al opositor cubano.

«Nuevamente van a enviar a los cubanos a trabajar en condiciones de mano de obra semiesclava. Conocí instructores deportivos que me comentaban que al llegar [a México] les quitaban el pasaporte, les entregaban solamente una copia del pasaporte; uno de los deportistas que estaban allá en varias ocasiones terminó preso en estaciones migratorias por no tener los documentos […], estaba viviendo el drama que vemos ahora», contó Rodiles.