Policía en Cuba

La policía política tuvo al periodista independiente Agustín López Canino, arrestado e incomunicado 24 horas, tras ayudar a organizar la protesta convocada para el martes en la Terminal 3 del Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana, que exigía se respeten los derechos de libre movimiento de los cubanos y no existan más «regulados» en la Isla, informa Diario de Cuba.

Oficiales de la Seguridad del Estado le dijeron que el arresto fue en represalia por haber sido uno de los organizadores de la manifestación en el Aeropuerto habanero.


Según López Canino, anteriormente le habían quitado la prohibición para viajar al extranjero, pero ahora que fue liberado fue nuevamente a Inmigración para comprobar el estado de su caso.

«Ayer, al salir de la casa nos dijo: ‘Cuando salga, estoy detenido’. Parece que alguna patrulla estaba afuera. No nos hemos comunicado con él ni la esposa sabe nada tampoco», había comentado Milena González, esposa de un sobrino de López Canino, antes de que el activista fuese liberado.

La protesta tenía como objetivo reclamar los derechos de los «regulados»; en muchas ocasiones periodistas, opositores y activistas se enteran de que no pueden salir de Cuba, al intentar abordar un vuelo previamente pagado, cuando piden explicaciones, las autoridades no ofrecen argumentos que justifiquen la prohibición.

El martes Día Internacional de los Derechos Humanos, las autoridades cubanas apresaron al científico Oscar Casanella y al exprisionero político y activista Jorge Olivera Castillo, quien acompañaba a Isabel Urquiola, anciana madre de Ariel Ruiz Urquiola, quien se dirigía al Aeropuerto Internacional José Martí para recibir a su hijo procedente de Europa.


Decenas de activistas, periodistas, artistas y opositores se mantuvieron en arresto domiciliario desde el lunes, para impedirles salir de sus viviendas de cara a la significativa fecha.