Periodista oficialista Cristina Escobar: «Nuestras cámaras no salieron el 11J, la orientación fue defender el edificio del ICRT»/Captura de pantalla

La periodista oficialista Cristina Escobar participó en un encuentro con el designado gobernante Miguel Díaz-Canel, y otros reporteros y trabajadores del estatal Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), que ahora ha pasado a llamarse Instituto de Información y Comunicación Social de Cuba, según información de su vicepresidente primero ayer martes.

«Gracias al presidente por esta oportunidad de hablar a camisa quitada y decir muchas cosas, en tiempos en que es más importante que nunca decir lo que uno piensa, por el bien de la revolución», comenzó diciendo Escobar en su intervención.


De acuerdo a Escobar, adentro del ICRT hubo reuniones y debates muy fuertes, donde se discutió una preocupación sobre los acontecimientos del pasado 11 de julio.

«Se están tomando una serie de decisiones para tener ese impacto en pantalla que tanto la gente necesita, estamos trabajando en eso, no será con el alcance que soñamos, porque la prensa está insertada en un sistema social mucho más complejo y de eso depende también como nosotros trabajemos», sostuvo justificando la censura que se seguirá dando a futuro.

«Pero hay un sentido de la urgencia y de lo que hay que cambiar al interior del ICRT, y un diálogo honesto con los decisores, y yo creo que eso es muy importante y no siempre ha habido ese ambiente en mi breve vida profesional», puntualizó.

«El 11 de julio vi un elemento que yo creo que tenemos que lamentar, uno que la prensa cubana no cubrió lo que sucedió en la calle, hicimos autopsia, y entonces hay que coger esas imágenes nefastas de los celulares, hay que coger lo que contaron otros. Cuando en algunos momentos las orientaciones, eso lo decíamos en la reunión y me paro aquí para hablar en nombre de mis colegas, la orientación fue defender el edificio, y no salir a la calle», reveló.


«Eso no nos puede volver a pasar, que en frente del ICRT tengamos a un grupo de gente, nuestras cámaras no salieron y el cuento lo hacen ellos, la narrativa la ponen ellos, eso no nos puede pasar. Porque el cuento tiene que ser de nosotros también, no es que aquel no sea, es que nosotros tenemos que contar, sin tener que estar reaccionando ni defendiéndonos», agregó.

«Hay una Cuba no contada en los medios de comunicación, eso se ha dicho aquí de diferentes formas. Hay una Cuba postergada, al margen de los beneficios de la revolución que está en los barrios, y yo creo que el presidente lo describió muy bien en la Mesa Redonda del miércoles posterior al 11 de julio», comentó la comunicadora, que quiere ser crítica, pero responde una y otra vez a los intereses de la dictadura.

«Hay que ir a contarlo pero no desde la corrección política extrema, el discurso políticamente correcto ya no comunica. Hay que hablar cómo habla la gente, de las preocupaciones de la gente, y en su lenguaje», precisó.

Escobar reconoció que hay muchos jóvenes que se enorgullecen de decir que no leen medios como el Granma, o no ven el noticiero (estatal).

«No tenemos la hegemonía, pero hay que ir a fajarse por esa audiencia, porque ahí opera el enemigo, y ahí tiene puestas las estrategias y el dinero», indicó.