Periodista oficialista Cristina Escobar denuncia haber sido víctima de un atropello policial/Imagen de archivo

Cristina Escobar, periodista de los medios oficialistas en la Isla se reveló nuevamente y denunció en sus redes sociales que fue víctima de un atropello por parte de agentes de la policía en La Habana, de acuerdo a Diario de Cuba que recogió el reporte, se trata del segundo episodio de este tipo que sufre la reportera, desde que empezaron a registrarse casos de Covid-19 en el país caribeño.


Escobar, quien tiene siete meses de embarazo, admite no quiere estar en la calle ante la amenaza del coronavirus, pero sale porque «las necesidades hay que resolverlas de alguna manera».

Según la periodista, ayer viernes varios militares la detuvieron por marcar en cola pequeña para comprar un paquete de pañales en la esquina del hospital materno del Vedado, municipio Plaza.

Los agentes de la policía, incluido un teniente coronel abordaron a Escobar, y le informaron que en su estado no puede andar por la calle, o entrar a una tienda, pues «para eso está el delegado y el CDR (ambas entidades prácticamente inexistentes en mi barrio)», añadió en su post de Facebook, solo visible para sus amigos.

«Entonces, una embarazada tiene menos derechos que la gente de la cola. Finalmente, gracias a la solidaridad de una delegada, Margarita, del Consejo Vedado, recuperé el derecho de comprar un paquete de culeros», explicó.


«Cuidado con los pretextos: para ‘cuidarme’ me quitan derechos sin ser capaces de dar alternativas reales. No se pueden prohibir y quitar derechos sin dar alternativas reales a las necesidades de la gente», añadió.

Escobar dijo que esperaba «que con la misma intensidad que ese teniente coronel me prohibió estar en la calle y comprar culeros desechables se enfrente a los revendedores, a los que marcan en las colas para 20 personas…».

Colegas de la periodista acusaron a los policías de tener una actitud machista, y de atropellar por cumplir literalmente con «medidas a medias».

La periodista señaló en respuesta a los comentarios que ella acababa de salir del Hospital Ginecobstétrico «González Coro, y tenía tiempo mientras esperaba el transporte para regresar a mi casa, y así: con la peor de las formas me vuelve a pasar lo mismo».

Escobar precisó que ella no estaba siendo irresponsable o negligente, sino que tenía una necesidad que satisfacer, asimismo como el resto de los cubanos que amanecen y se acuestan haciendo colas para poder comprar alimentos, sin embargo en su publicación ella no hace mención de estos hechos, ni del hostigamiento de la policía a sus colegas periodistas independientes por denunciar atropellos como el que a ella le tocó sufrir.

El abuso policial en Cuba se ha incrementado grandemente en los últimos meses, prueba fehaciente de ello fue el arresto con violencia de dos jóvenes habaneras el pasado mes de abril, Elizabeth Vaquero y Mileydi Salcedo, quienes ahora esperan su juicio en prisión, por el simple hecho de protestar ante una arbitraria detención por no llevar el nasobuco puesto en esos momentos.

Hechos similares se repiten a diario a lo largo y ancho del país, algunos trascienden a las redes sociales o se pueden leer en las publicaciones de la prensa independiente, no obstante los medios oficialistas en los que trabaja Cristina Escobar no hacen públicos este tipo de sucesos.