Periodista independiente Guillermo del Sol (Imagen tomada de redes sociales)

Cincuenta días en huelga de hambre cumple este lunes el periodista independiente Guillermo del Sol, su estado de salud es bien delicado desde el viernes, por complicaciones derivadas de un catarro, no obstante el activista se mantiene en su posición de exigir al Gobierno de la Isla deje de prohibir la salida del país a sus opositores, informa Diario de Cuba.


Del Sol quien habló con Radio Martí, explicó que se «siente mal (…) He amanecido acatarrado y estoy débil, estoy muy tembloroso. No veo bien, tengo la vista borrosa».

Aunque ingiere pequeñas cantidades de agua, cada vez menos, porque su organismo la rechaza.

Varios activistas fueron detenidos este domingo en La Habana, en un intento de solidarizarse con Del Sol, y protestar contra la práctica del régimen de «regular» a activistas y a opositores.

Yunia Figueredo, Oscar Casanella e Iliana Hernández estaban detenidos aún, solo fueron puestos en libertad Luis Manuel Otero Alcántara y Michel Matos.


El pasado 20 de septiembre, el huelguista fue «expulsado» del hospital Arnaldo Milián Castro de la ciudad villaclareña, a donde lo llevaron por un desmayo.

Una vez en el centro hospitalario los médicos le proporcionaron alimentación intravenosa, pero al día siguiente autoridades de la Seguridad del Estado lo sacaron del hospital, y le decomisaron los teléfonos celulares a él y a su hijo.

Guillermo del Sol está en huelga de hambre desde el 13 de agosto, después de que su hijo Adrián del Sol Alfonso fuera impedido de viajar a Trinidad y Tobago para asistir a un evento religioso.