Penélope Cruz. Foto: Instagram/Penélope Cruz

La reconocida actriz española Penélope Cruz, participó en una conferencia de prensa del 76 Festival de Cine de Venecia, donde se presenta el filme Wasp network /Red Avispa, en el que interpreta el personaje de la esposa de un espía cubano detenido en EEUU, en los año ’90, informa CubaNet.


Cruz, quien pasó varios meses en Cuba, en medio del rodaje de la película, hizo referencia ante la prensa a la falta de libertades en el país caribeño.

«Yo no siento una libertad muy grande a la hora de hablar y a la hora de compartir cómo se sienten. Y eso sí es algo que me inquieta, porque creo que en 2019 en cualquier lugar del mundo alguien debería sentirse libre para hablar», expresó la artista española, que también admitió lo difícil que fue obtener información acerca de su personaje.

«Era muy difícil recibir información concreta de la gente, incluso cuando llevábamos ya meses y teníamos buena relación con ellos, era difícil que compartieran con nosotros cómo realmente se sentían», añadió.

Penélope interpreta en la cinta a Olga Salanueva, esposa del espía René González Sehwerert, condenado a 15 años de prisión y quien fue liberado bajo supervisión en el año 2011.


Sobre su personaje, comentó que la naturaleza extremista del personaje de Olga, defensora a ultranza del régimen de Fidel Castro, fue difícil para ella, ya que no comparte su «extremismo».

«No soy de extremismos», reiteró la actriz, que pese a los desacuerdos con el personaje, dijo fue «un proceso bonito».

«Los primeros días te quieres tirar de los pelos porque piensas que no lo vas a conseguir», explicó haciendo alusión al tema del acento cubano, algo que también le costó trabajo, y que al final logró con ayuda del director Pavel Giroud, quien fue «un maestro maravilloso» para ella.

Estos cinco espías que integraban la Red Avispa del régimen, la mayor organización de agentes cubanos detectados en operaciones en territorio estadounidense, fueron detenidos en 1998.

Y después de ser sentenciados severamente por la justicia estadounidense, fueron indultados por el ex presidente demócrata, Barack Obama en 2014, al iniciar el período de deshielo entre Washington y La Habana.