El pelotero cubano Donal Duarte Hernández ha aprovechado una entrevista con la publicación local Guerrillero para arremeter contra el INDER (Instituto Nacional de Deportes), y criticar la medida de suspensión por un año de poder jugar béisbol impuesta por la entidad estatal.


Duarte ha decidido recurrir a los abogados para apelar la sentencia de suspensión.

El pasado 20 de marzo, la Dirección Provincial de Deportes de Pinar del Río anunció la medida disciplinaria de suspensión a participar en eventos nacionales por un período de un año, debido a que el pelotero no participó “injustificadamente” en la Serie Provincial de Béisbol.

“Me parece que la sanción es bastante injusta”, dijo el veterano jugador a Guerrillero.

“No estoy diciendo que no sea sancionado (…) pero un año es mucho tiempo, todo el pueblo de Pinar del Río sabe que siempre que he venido de eventos internacionales me he incorporado a la provincial”, prosiguió “El Lobo”, apodo que ha recibido por su desempeño en el deporte.


“Tengo 35 años y 17 Series Nacionales, por lo que creo que jugar una Serie Provincial para después incorporarme a un entrenamiento de cuatro meses y jugar otros tres en la Serie Nacional es bastante fuerte, creo que es demasiado casi al cumplir 36 años, cuando he sido un atleta que ha jugado todas las temporadas completas”, alegó.

“Tuve una conversación con el director del equipo y él me dijo que tenía que jugar obligado la provincial pero la mayoría de las personas tienen conocimiento que en ese tiempo tuve un problema familiar, una prima mía estuvo hospitalizada durante 15 días y luego falleció, mi familia no es de aquí sino de San Luis, o sea, que todas las cosas se hacían aquí, tenía que hacer almuerzo y llevarle la comida. A otros juegos no fui porque estoy en construcción, como ves tuve que modificar el portal de mi casa, tampoco es que me haya ausentado completamente, jugué un partido. El director del equipo y el comisionado de San Luis tenían conocimiento que no iba a ir porque estaba haciendo varias cosas”, comentó el pelotero que tiene necesidades y problemas como cualquier otro cubano, y que ha sido sancionado injustamente por el INDER.

Duarte Hernández asegura tener un documento firmado por los funcionarios del organismo deportivo estatal en el que se le exoneraba de jugar.

“Un año sin jugar al béisbol va a ser duro para mí porque voy a cumplir 36 años, estoy gordo, ya el ánimo mío no es el mismo, quiero ver qué pasa en este tiempo”, concluyó.

(Con información de Cubanet)