Foto de archivo

Un hombre en Florida Central entró en una estación de servicio de Wawa con $ 10 y compró un raspadito que terminó haciéndole ganar $2 millones de dólares.

Victor Chiovera, de Daytona Beach, reclamó un premio mayor de $ 2 millones del juego raspadito $ 10 GOLD RUSH SUPREME.


Eligió recibir sus ganancias como un pago único de $ 1,760,000.

«Nunca pensé que tendría tanta suerte jugando GOLD RUSH por primera vez», dijo Chiovera a la Lotería de la Florida.

Cuando se le preguntó qué iba a hacer con sus ganancias, Chiovera dijo que quiere compartirlas con su hijo.

Chiovera compró su raspadito ganador en Wawa, ubicado en 120 South Ridgewood Avenue en Daytona Beach. El minorista recibirá una comisión de bonificación de $ 4,000 por vender el ticket ganador.