William Chenier Ríos Arrieta de apenas 16 años, otro de los menores de edad detenidos en Cuba, tras supuestamente haberse manifestado el pasado 11 de julio, denunció su abuela Iraida Espinosa en redes sociales, quien afirma su nieto ni siquiera estuvo en las protestas.

Ríos Arrieta fue apresado el 13 de julio, dos días después de las protestas masivas a lo largo y ancho de Cuba, el adolescente fue conducido a la 11na Unidad de San Miguel del Padrón, cuando regresaba de casa de su novia.


La abuela de William estuvo yendo por seis días consecutivos a la unidad, para presionar y que liberaran al muchacho, las autoridades le comunicaron que no habían tomado medidas con el adolescente.

«Al séptimo día me dijeron que lo habían trasladado para Villa Marista y en el lugar me dijeron que el no estaba ahí, regresé a la 11na y el todavía se encontraba ahí, llegando a la casa sin información ninguna mi nieto me llama y me dice que lo habían trasladado para Acosta», escribió su abuela en Facebook.

«Me presento en el lugar y no pude hablar con nadie ni con el instructor, y a los días sin decirme nada lo trasladan para Jóvenes Del Occidente, acusado de otro delito, cuando mi nieto a la hora del desorden que hubo en el país se encontraba en la casa con testigos que lo confirman», añadió.

«Ya no se qué hacer ni a dónde me voy a dirigir porque he ido a todos los canales correspondientes, incluyendo la Fiscalía General de La Habana y no tengo respuesta, compartan esto, háganlo viral por favor, ayúdenme. Llevo 21 días sin verlo, tiene solo 16 años, no ha cometido ningún delito y siento que me lo quieren complicar. Estoy desesperada, soy su abuela y su madre, lo único que quiero es que se haga justicia», concluyó.