Opositor cubano que intentó visitar a Otero Alcántara a principios de mayo, enviado a la prisión de Valle Grande/Imagen tomada de redes sociales

Enviado a la cárcel de Valle Grande, el activista Adrián Curuneaux Stivens, miembro de los Movimientos Democracia (MD) y Opositores por una Nueva República (MONR), luego de que fuera arrestado intentando visitar a Luis Manuel Otero Alcántara, en el Hospital Calixto García, en el capitalino Vedado, informa Diario de Cuba.

Según José Díaz Silva, presidente del MONR, Curuneaux Stivens tiene que esperar en prisión un juicio por el supuesto delito de «atentado», que no cometió.


La detención del opositor tuvo lugar el pasado 4 de mayo, cuando se dirigió al centro de salud, para preguntar por la salud de Otero Alcántara.

Ese día le propinaron «una golpiza y lo mandaron para el técnico de Picota en La Habana Vieja acusado de atentado», reveló Díaz Silva.

Al respecto, el presidente del MONR, recordó que Adrián Curuneaux, es un «patriota que no cometió delito ninguno».

«Si hay alguien que tiene que estar preso son los matones de Miguel Diaz-Canel y el PCC. Nosotros sus amigos y hermanos estaremos con él y su familia, siempre. Él estará preso, pero nosotros haremos por él y su familia todo. Somos San Isidro, Patria y Vida», agregó.


Hay varios cubanos detenidos que serán sometidos a injustos procesos judiciales en torno al caso de Otero Alcántara, por el simple hecho de apoyar y solidarizarse con las demandas del artista, o de querer averiguar sobre su estado de salud, entre ellos la periodista Mary Karla Ares, en «reclusión domiciliaria» desde el sábado, el pecado de la reportera documentar la protesta pacífica del pasado 30 de abril.

Además de Ares, hay otros involucrados como Curuneaux Stevens, Thais Mailén Franco, Inti Soto Romero, Yuisán Cancio Vera, Esteban Rodríguez y Luis Ángel Cuza, a ellos los acusan de «desorden público» y «resistencia», por manifestarse aquel viernes en Obispo, por pedir el cese de la represión contra Otero Alcántara.