Omara Ruiz Urquiola advierte a médicos torturadores del MINSAP, que hay «un arsenal legal» para que sean juzgados por sus crímenes/Imágenes tomadas de redes sociales

Activistas y amigos de Luis Manuel Otero Alcántara exigen su libertad, luego de que difundieran un vídeo donde el artista aparece visiblemente deteriorado en el Hospital Calixto García, del municipio Plaza, La Habana.

La activista y ex profesora universitaria Omara Ruiz Urquiola arremetió contra los médicos de Salud Pública, que al servicio del régimen han torturado al coordinador del Movimiento San Isidro.


Ruiz Urquiola afirmó que «la Salud Pública en Cuba es una tortura», y envió un contundente mensaje a quienes se prestan para hacer daño a sus compatriotas.

A continuación el texto íntegro, donde la opositora compara a los médicos de la Isla, que usan sus conocimientos al servicio de una dictadura, con los galenos de la Alemania nazi.

MINSAP y sus médicos torturadores:

Hubo un tiempo en que gente similar a ustedes creyó ser dueña de países, ministerios y personas. Tenían ciertas capacidades intelectuales y les fue relativamente fácil hacerse con el poder sobre otros que se dejaron llevar por idiotas o por indolentes.


Esos que como ustedes se sentían seguros en las oficinas y salones de los hospitales nazis, un día se vieron sentados en un espacio mayor que el de un juzgado ordinario pues eran muchos, quizás esa convicción de colectivo les hizo creerse infalibles ante el tiempo de la justicia, que es un tiempo casi histórico, no es el tiempo biológico muchas veces.

Lo cierto es que allí estaban, sin las batas blancas, embestidos por la monstruosa alienación de la que habían accedido conscientemente a ser parte y soporte. Ellos creían ser intocables, igual que ustedes. Lo que hoy hacen a LuisMa, lo que ya se han habituado a hacer, ya se sabe que pasa factura. Hay un arsenal legal dispuesto para todos ustedes, el mundo aprendió también de seres como ustedes.

– Código de Nuremberg (1947)

– Declaración de Ginebra (1948)

– Código Internacional de Ética Médica (1949)

– Declaración de Helsinki (1964)

– Informe Belmont (1978)

– Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos de la UNESCO (2005)Etc, etc, etc.