El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) hizo un llamado este sábado a las autoridades cubanas para que volvieran a otorgar licencias a los trabajadores por cuenta propia y eliminaran el impuesto del 10% al dólar americano tras el paso de Irma, indicaba en un comunicado.

De igual manera, el OCDH está impulsando una campaña de recaudación de fondos en la que espera reunir 10 mil euros «para paliar los efectos devastadores del ciclón y atender las necesidades humanitarias inmediatas de miles de familias cubanas» y «ante la difícil y urgente situación que en estos momentos atraviesa la población cubana».

Para esta campaña, la Iglesia católica gestionará los fondos que logren reunirse a través «del padre Castor José Álvarez Devesa, Secretario Ejecutivo de la Comisión Nacional de Misiones de la Conferencia de Obispos de Cuba, lo que le permitirá llegar a todas las diócesis de Cuba, valorando la urgencia de las necesidades en cada caso particular y atendiendo siempre a criterios vitales de comida, agua y medicinas».

Asimismo, solicitó «la inmediata derogación de la Resolución No. 22/2017 del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, por la cual Gobierno dejó de otorgar licencias para el ejercicio del trabajo por cuenta propia de un grupo importante de negocios. Esta medida limita la autonomía y la capacidad de aporte de los ciudadanos cubanos dentro de la Isla e impide la oxigenación de la economía nacional y en especial la de miles de familias».


Con respecto al impuesto del 10% que el Gobierno mantiene sobre el dólar americano, el Observatorio señaló que «es un castigo a la ayuda solidaria que muchos cubanos desde el exterior envían en ocasiones con mucho sacrificio a sus familiares, antiguos vecinos y amigos en la Isla».