Multan a carretillero cubano con 3.000 pesos bajo el Decreto Ley 370, por hacer denuncias en redes sociales/Imagenes tomadas de redes sociales, captura de pantalla a la izquierda, Dimas Castellanos a la derecha

La Seguridad del Estado impuso una multa de 3.000 pesos cubanos a un carretillero en la oriental provincia de Granma, bajo el Decreto Ley 370, dio a conocer el propio trabajador por cuenta propia, a través de sus redes, en un vídeo compartido por el periodista e investigador José Raúl Gallego.


Yosvany Salazar Rodríguez fue multado por la policía política, luego de subir una serie de documentos a Facebook, y hacer otras publicaciones, que él confiesa son fidedignas.

«Ellos me multan porque dicen que yo hablé mal de los dirigentes, y yo hice una publicación donde expresaba que los dirigentes… que tiene el país, porque esos no son mis dirigentes comían bien y el pueblo no», reveló Salazar Rodríguez, que también puso fotos de la comida de una estudiante en una escuela, y el aspecto real que tiene la misma.

«La gente de la Seguridad allí me revisaron hasta las nalgas…pensaron que yo tenía micrófono, yo le dije que no era un contrarrevolucionario, que yo decía la verdad…», explicó.

Según el trabajador por cuenta propia, lo presionaron para negociar con él que no siguiera publicando, también le preguntaron si alguien lo mandaba a hacer eso.


«Nadie me manda, yo digo la verdad porque es lo que veo a diario, no pertenezco a ninguna dirección, soy independiente y digo la verdad, soy un ciudadano normal, como otro, trabajo soy un carretillero ambulante, pago todos los meses 557 pesos al Estado, estoy pagando un crédito de 20.000 pesos, entonces no estoy de acuerdo con esta Ley 370 porque esto va en contra de los derechos humanos», detalló.

«Martí dijo que cada persona tenía el derecho de expresar sus sentimientos, sus ideas en el lugar que estuviera. Aquí es lo contrario, aquí te lo violan, por eso yo estoy demandando a la Seguridad de Guantánamo y a los inspectores de telecomunicaciones», sentenció.

Gallego publicó el post haciendo ver que este Decreto Ley no solo se aplica a periodistas y a opositores en la Isla, sino a cualquier cubano de a pie que se atreva a cuestionar el status quo.