En un espectáculo realmente lamentable tres mujeres se enfrentaron en una céntrica calle de Camagüey sin que nadie interviniera para parar la pelea.

Las mujeres se golpearon sin piedad e intervinieron varias que se golpearon mientras otras personas en el lugar miraban sin intervenir.

Imagenes como estas son cada vez más frecuentes en Cuba y sorprende como nadie intercede.