Un grupo de mujeres cubanas detenidas en un centro migratorio en el estado de Louisiana ha hecho un llamado a la administración del presidente Biden para que se revisen sus casos y sean puestas en libertad.

Las cubanas buscan que la nueva administración les permita luchar por sus casos de asilo político mientras residen en el país, fuera del confinamiento del centro migratorio donde algunas llevan hasta dos años de detención.


«No tenemos récord criminal, y aun así llevamos dos años retenidas por ICE. Vinimos a este país buscando libertad y democracia y al contrario de ello hemos recibido opresión», leyó un comunicado ante las cámaras una de las migrantes.

Las jóvenes cubanas se encuentran retenidas en un centro migratorio en South Louisina, donde denuncian que no les dan la atención medica necesaria y que han sido victimas de represalias por quejarse.

«Levantamos nuestra voz pidiéndole a la nueva administración que nos permita contar con su apoyo».

«Somos mujeres, somos madres, somos hijas, somos hermanas, somos seres humanos que imploramos libertad», añadió.


Las jóvenes denuncias: «tortura psicológica, privación de libertad, separación familiar y privación de nuestros derechos como seres humanas».

Además aseguran que hay medidas de la nueva administración que ICE no esta siguiendo y que nunca tienen respuestas para sus casos cuando sus abogados intentan obtener resultados.

Al día de hoy hay miles de cubanos aún detenidos en estos centros esperando las cortes avancen con sus casos y temerosos de ser deportados a Cuba luego de un largo encierro.