Médicos cubanos varados en Bogotá, Colombia (imagen tomada de El Nuevo Herald)

El designado gobernante cubano Miguel Díaz-Canel también reacciona a la resolución presentada por los senadores cubanoamericanos Bob Menéndez y Marco Rubio para restablecer el programa de refugio a médicos cubanos en Estados Unidos, reporta Diario de Cuba.


Según el presidente títere, la iniciativa presentada el jueves pasado en el Senado de EEUU, es «una campaña anticubana más, que manifiesta la impotencia imperial ante las conquistas revolucionarias».

En su tuit acusa también a Rubio y a Menéndez, promotores de la resolución de ser «incapaces de favorecer una relación civilizada», añadiendo que están ciegos de «soberbia».

Los senadores de origen cubano han cuestionado la venta por parte del régimen de La Habana de los servicios profesionales de salud de los antillanos, calificándolo como «trata de personas patrocinada por el Estado».


El también vocero castrista y director general para EEUU de la Cancillería cubana, Carlos Fernández de Cossío, apoyó el mensaje oficialista en la red social, menos utilizada por los cubanos dentro y fuera de la Isla.

«Resentimiento impotente contra #Cuba no tiene límites. Incapaces (de) impedir reconocido desarrollo profesional humano, calidad del béisbol y potenciales (de) inversión. Bob Menéndez y Marco Rubio quieren restaurar programa de robo de cerebros contra médicos cubanos», tuiteó Fernández de Cossío.

Diario de Cuba entrevistó a algunos médicos cubanos, que abandonaron las misiones en el extranjero, y actualmente se encuentran varados en diferentes países, según comentaron los profesionales la iniciativa bipartidista de los políticos de origen cubano se trata de una «gran alternativa», que ha «devuelto mucha esperanza a los médicos cubanos que veían en ese programa una forma de escapar de la esclavitud moderna» que sufren a manos del Gobierno de la Isla.