Asilo en Estados Unidos. Foto: DesignRage / Shutterstock.com

Cubanos y migrantes de otras nacionalidades, cuyas peticiones de asilo fueron desestimadas o denegadas bajo la política de la administración de Donald Trump, pudieran tener otra oportunidad para que sus procesos sean valorados nuevamente por las autoridades de EEUU, informa Martí Noticias.

Desde ayer miércoles 23 de junio comenzó el registro para los solicitantes de asilo que estaban sujetos al Protocolo de Permanencia en México (MPP por sus siglas en inglés) y cuyos casos fueron desestimados o denegados por no comparecer ante el tribunal, indicaron fuentes del Departamento de Seguridad Nacional de EEUU.


Según Michele Klein Solomon, directora de la Organización Internacional para las Migraciones para América del Norte, América Central y el Caribe, se estima que al menos 10 mil migrantes acudan a este recurso.

Más de 400.000 migrantes detenidos en la frontera o cerca de ella han sido expulsados durante los cinco meses de la presidencia de Joe Biden, reportó Reuters.

En otro apartado unos 3.300 migrantes varados en México han sido secuestrados, violados, traficados o agredidos, en lo que va de 2021, registró la organización Human Rights First, con sede en Nueva York.

Al conocer que estas personas en situación de vulnerabilidad tendrían una segunda oportunidad de obtener asilo, Human Rights First lo celebró a través de un comunicado, e instó a tomar medidas adicionales para proteger a los migrantes.


«Este paso bienvenido brindará acceso al asilo para las víctimas del MPP que no pudieron asistir a las audiencias en este proceso defectuoso, en muchos casos debido a peligros graves, secuestros u otros impedimentos», sostuvo Eleanor Acer, Directora Senior de Protección de Refugiados del organismo.

«De cara al futuro, la administración de Biden también debería avanzar rápidamente para brindar acceso al procesamiento de MPP para los solicitantes de asilo a quienes se les negó el asilo bajo este programa manipulado. Los procedimientos del MPP estuvieron plagados de violaciones al debido proceso, barreras a la representación legal y denegaciones injustas debido a políticas ilegales o ahora rescindidas de la administración Trump», agregó.