Ante la proximidad de la tormenta tropical Michael, que previsiblemente se convertirá este lunes en huracán, las autoridades cubanas decretaron la primera fase del protocolo ante huracanes en cinco provincias del occidente de la Isla, incluida La Habana.

Mediante aviso del Estado Mayor de la Defensa Civil, la estatal Prensa Latina divulgó que se activó la «fase informativa» para Pinar del Río, Artemisa, La Habana, Mayabeque, Matanzas y el municipio especial Isla de la Juventud, cuya población «debe mantenerse atenta» a los boletines meteorológicos y «cumplir disciplinadamente las medidas de protección que indiquen las autoridades locales».

Se espera la tormenta tropical Michael deje a su paso fuertes lluvias, vientos e inundaciones costeras.

Entre la Isla de la Juventud y Batabanó se suspendió el transporte marítimo de carga y pasajeros.


Por ahora no se ha informado de evacuaciones en las zonas más cercanas a la trayectoria de la tormenta, que temprano en la mañana se ubicaba a unos 140 kilómetros al sur-suroeste del Cabo de San Antonio (Pinar del Río).

A lo largo del día la mitad del oeste de Cuba se verá afectada por la ocurrencia de tormentas locales severas, que podrían alcanzar especial intesidad en Pinar del Río, Artemisa e Isla de la Juventud con lluvias, alerta la Defensa Civil.

En las próximas horas, los vientos podrían alcanzar fuerza de huracán en la península de Guanahacabibes, y de tormenta tropical en el resto de Pinar del Río e Isla de la Juventud.

La nota añade que Michael podrá provocar inundaciones costeras de moderadas a fuertes en la costa sur de Artemisa y Pinar del Río, y de ligeras a moderadas en el sur de Mayabeque e Isla de la Juventud.

La combinación de lluvias con el aumento del nivel del mar en zonas bajas podría traer consigo riesgo de anegamiento.
Tanto en Cienfuegos, Sancti Espíritus como en Villa Clara se deberá aumentar la vigilancia hidrometeorológica, así como sobre el comportamiento de las precipitaciones.

Con vientos máximos sostenidos de 115 kilómetros por hora, y ráfagas más altas, el sistema está a punto de convertirse en huracán y se desplaza en dirección norte-noreste a unos 11 kilómetros por hora.

Se prevé que Michael sea el primer ciclón de la actual temporada ciclónica que afecte la Isla, donde hace más de un año el huracán Irma cobró la vida de diez personas, y dejó a su paso grandes afectaciones por el litoral norte de Cuba.

(Con información de Diario de Cuba)