Médico cubano sin saber si alcanzará pollo, en una cola tras 24 horas de guardia/Imágenes tomadas de redes sociales

Un médico cubano, especialista en Cirugía Pediátrica, tuvo que hacer una cola para poder comprar pollo, luego de 24 horas de guardia, denunció en sus redes sociales.


«Después de 24 hora de guardia médica aquí me encuentro haciendo una cola para comprar pollo. Después de una guerra campal para coger el ticket no alcancé a comprar, porque alrededor de las 6:30 pm la dependienta estaba muy cansada para despacharle a los que quedábamos», indicó el galeno identificado como Guillermo Mok Méndez.

Después de 24 hora de guardia médica aquí me encuentro haciendo una cola para comprar pollo. Después de una guerra…

Publicada por Guillermo Mok Méndez en Viernes, 8 de enero de 2021

«Y todavía alguien me dice que tengo que irme agradecido porque tengo un cupón para comprar mañana», cuestionó.

«Qué tristeza que a pesar del cansancio de más de un día de trabajo y los esfuerzos realizados no pueda adquirir un producto porque la cola estaba superpoblada por todas esas personas que tienen todo el tiempo del mundo para dedicarlo a hacer colas. Mañana les cuento si pude comprar al fin el pollo», añadió.


Las reacciones en las redes sociales no se hicieron esperar, ya que este es el panorama de la mayoría de los profesionales de la salud en la Isla, quienes cobran salarios míseros para el duro trabajo que ejercen, no cuentan con un medio de transporte privado, y deben agenciárselas para poder acceder a alimentos básicos, en medio de un creciente desabastecimiento, y el alza de los precios.

«Dolorosa situación. Menos mal que estamos pensando como país, y con lo que cobras por esas 24 horas no paga la factura del pollo. ¿Qué dirá Murillo y Gil de tu problema? Pues ellos no tienen esa situación. Que resuelvas colega. Un abrazo», escribió Fleitas Olivio.

«Qué tristeza de ver como nos sacrificamos horas y horas sin dormir salvando vidas tratando de hacer hasta lo imposible, y muchas veces ni para comprar ese pollo tenemos y menos fuerzas para hacer esa cola. Esto cada día es más deprimente de verdad, después piden concentración en los médicos, señores también somos seres humanos, seres humanos que en muchas ocasiones salimos a trabajar sin dejar ni siquiera un pan para nuestra familia, qué horror», sostuvo Liliena Montejo.

«Qué pena realmente Guille, un excelente médico como tú, que salva vidas constantemente y no haya conciencia alguna…sin palabras…¿a dónde vamos a parar a dónde…?», se preguntó la usuaria Belkys Rosabal.