Médico cirujano cubano: «No sirve nuestro sistema de salud y hoy lo viví en carne propia»/Imagen tomada de redes sociales

Estalló un cirujano cubano que trabaja en el Hospital General Docente Ciro Redondo, en la provincia Artemisa, al ver a su abuelo fallecer en sus manos debido al Covid-19, y a su madre grave, sin la debida atención médica.

«Hoy he perdido la confianza en este país, hoy me ha tocado de cerca esta enfermedad tan destructiva que es el Covid-19. Parece mentira que yo siendo cirujano de este país, no tengo tantos años de experiencia, pero puedo asegurar que por mis manos han pasado miles de pacientes», indicó Sergio Alejandro Morales García.


«Hoy me tocó a mí ser el paciente o acompañante, el país me ha fallado. Desde las 9:00 am estoy esperando una ambulancia para poder trasladar a mi madre y a mi abuelo hacia un centro donde puedan ser tratados dignamente de su enfermedad. Y estas son las santas horas que no aparecen», lamentó.

«Ya en el camino quedó mi abuelo que no pudo llegar a recibir tratamiento, y aun queda mi madre esperando por ser tratada. Todo se vuelve una mentira, todo es una falta de respeto», confesó.

«A mí no me hablen nunca más de sistema de salud, no sirve nuestro sistema de salud y hoy lo viví en carne propia. Que nadie venga a darme una excusa, que nadie venga a justificar, no hay», concluyó.

Como Morales García, hay cientos de cubanos decepcionados del sistema de salud para el que han servido, al ver morir a sus familiares, o incluso ellos mismos han sufrido la desatención y las negligencias del régimen.


La realidad es que la pandemia ha puesto al descubierto lo que estuvo bajo la superficie durante décadas, y hoy aflora en tal magnitud en parte por el creciente acceso a internet en la Isla, pero no es más que las consecuencias de un sistema fracasado, y que desde el inicio fue ineficiente y solo capaz de sustentarse absorbiendo recursos de otras naciones, en un momento de la URSS, y en los últimos años de Venezuela.