Los dueños y trabajadores del matadero del área de Miami y de otros lugares han trasladado sus negocios ilegales al condado de Lee en un intento por evadir la ley, dieron a conocer el jueves representantes de la Misión de Recuperación Animal en un comunicado de prensa.

Según el comunicado de prensa, ARM abrió una investigación en 2015 con respecto a las granjas Rancho Las Delicias, y Rancho Santa Bárbara luego de recibir múltiples quejas sobre la matanza ilegal de animales y caballos en las granjas.

Los representantes de la Misión… dijeron que comenzaron a investigar una tercera granja, Rancho Antony & Roman, en marzo de 2017, y una cuarta granja, Rancho Cabrera, en diciembre del pasado año.

Las investigaciones encubiertas revelaron “actos extremos de crueldad con los animales”, que fueron denunciados a la Oficina del Sheriff del Condado de Lee y a la Oficina del Fiscal del Estado del Condado Lee, de acuerdo al comunicado.


Los funcionarios de ARM expresaron que las imágenes de video muestran a los trabajadores de las granjas violando la ley, golpeando, apuñalando y desollando animales vivos.

Las investigaciones también revelaron la venta ilegal de carne de caballo para consumo humano, según las autoridades.

Los oficiales de ARM informaron que muchos perros y cachorros, que se creía que se mantenían en las granjas para peleas de perros, entrenamiento de agresión o para ser vendidos para el sacrificio ritual, se encontraron privados de comida y agua adecuadas.

Se descubrió que algunos animales se alimentaban de sangre que se drenaba en sus recintos, y algunos animales enfermos o muertos se mantenían en los mismos recintos que los animales que estaban vivos.

(Con información de Local10.com)