Más detalles sobre hecho de violencia policial: Padre del menor podría ser acusado por «falta de respeto a la autoridad»/Imágenes tomadas de redes sociales

Salen a relucir nuevos detalles del evento de violencia policial que tuvo lugar en un barrio de Arroyo Naranjo, ayer lunes en La Habana, que implicó a un menor de edad y a su padre, ambos golpeados brutalmente por oficiales de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR).


Según una página de Facebook dedicada a denunciar este tipo de hechos, Cubapoliceabuse, «padre e hijo fueron golpeados por 10 policías en un barrio de La Habana».

El adolescente identificado como «Adrián Fresneda, de 15 años, se ocupaba de sus propios asuntos jugando con su teléfono cuando dos policías de la PNR le pidieron la identificación».

Fresneda dijo que «necesitaba irse a casa», porque no tenía identificación encima, en todo caso una tarjeta de menor, que había dejado en su vivienda, pero «la policía procedió a acosarlo y golpearlo».

«Su padre Yankiel Fresneda vino a defender a su hijo y fue golpeado por la policía castrista hasta el punto de romperle la clavícula. El niño trató de proteger a su padre y fue golpeado doblemente. Un total de 10 oficiales golpearon a esta familia», indica la información que circula en redes sociales.

Ambos «fueron trasladados al hospital y luego a la estación de Capri en Arroyo Naranjo para ser interrogados», puntualiza el reporte.


El menor fue interrogado sin presencia de un adulto o familiar suyo, y el padre podría ser acusado por «falta de respeto a la autoridad».

«La Seguridad del Estado ha estado tratando de eliminar información en las redes sociales sobre este caso de represión. La ola de violencia de la dictadura comunista se ha incrementado con esta pandemia», advierte Cubapoliceabuse.