Miguel Díaz-Canel/Imagen de archivo

En una reunión con cuadros de la provincia en Cienfuegos, para resumir un ciclo de encuentros que inició el designado gobernante Miguel Díaz-Canel, por diferentes localidades del país, éste aseguró que a poco más de un mes de iniciada la «Tarea Ordenamiento», ya se han recogido más del 50% de los pesos convertibles (CUC) que circulaban en la isla, informó el oficialista diario Granma.


Supuestamente los cubanos pueden seguir usando el CUC hasta junio de 2021, la fecha tope que dio el régimen para recoger la moneda, sin embargo desde el día cero que comenzó el proceso de la «Tarea Ordenamiento», la mayoría de los bienes y servicios en la Mayor de las Antillas hay que pagarlos en pesos cubanos.

El líder comunista dijo que muchos de los problemas que han devenido del «ordenamiento monetario» han tenido que ver con «la insuficiente preparación de algunos directivos –sobre todo en el sector empresarial–, que provocó una incorrecta interpretación de las normas y, a su vez, una incorrecta implementación de determinados aspectos», puntualizó.

«Un segundo grupo de problemas estriba en relacionar aspectos que tenían sus problemáticas antes del proceso del ordenamiento y achacárselas a este. Los mismos tienen otra solución, otro tratamiento, y no es precisamente dentro de la Tarea donde pueden resolverse», añadió.

El sustituto de Raúl Castro señaló de igual modo «la mala argumentación que diversas direcciones administrativas dieron a sus trabajadores, con la ausencia de la adecuada explicación, lo cual generó insatisfacción, incertidumbre e incomprensiones».


Y anunció febrero será «el primer mes en que la gente va a ver su salario completo, porque no está la liquidación de vacaciones, ya se han hecho los ajustes, ya van a estar los precios más o menos en un primer momento. La gente habla separadamente de precios, de costos y de salarios, pero no encuentra la relación entre dichos elementos a partir de un riguroso análisis económico basado en la eficiencia».

Luego abiertamente declaró que los reclamos que van contra la esencia del «ordenamiento», sin precisar cuales, no serán atendidos, porque perjudican a Cuba.

En los últimos días han estado llegando a las familias cubanas los recibos de la electricidad, las cifras que tendrán que pagar son escandalosas, oscilan entre los 1.200 y 7.000 CUP, en algunas el monto a saldar es superior, teniendo en cuenta que el salario mínimo en Cuba es de 2.100 pesos las tarifas son demasiado abusivas e incosteables.