Mario Díaz-Balart habla de su lucha contra el Covid-19: «Es bastante malo»/Imagen de archivo

El congresista cubanoamericano Mario Díaz-Balart habló el sábado sobre su batalla con el coronavirus, luego de dar positivo a la enfermedad, el legislador reveló que cree que la «peor parte» ha pasado, informa Politico.


Durante una entrevista vía internet, a través de NBC, el republicano explicó: «es un error complicado porque justo cuando pensé que lo había superado o estaba muy cerca de superarlo, la fiebre volvió».

Díaz-Balart, de 58 años, recordó los síntomas, acerca de ellos dijo que lo «golpearon como una tonelada de ladrillos» el sábado pasado, después de que votó por un proyecto de ley de respuesta al coronavirus en el piso de la Cámara, describiendo un dolor de cabeza que rápidamente se convirtió en fiebre y tos.

«Ahora, afortunadamente, no he tenido problemas para respirar, así que nunca he tenido un momento aterrador, pero obviamente muy, muy desagradable con dolores de cabeza, tos y fiebre muy intensa, todo al mismo tiempo aparece», añadió.

«Gracias, @realDonaldTrump por contactarme para saber cómo he seguido y por todo lo que está haciendo por nuestra nación. Mientras sigo luchando contra #COVID19, me siento fuerte y espero una recuperación completa», tuiteó Díaz-Balart el viernes.


Por su parte, el representante Ben McAdams, de 45 años, el segundo congresista que dio positivo por el coronavirus, detalló una experiencia similar.

«Me siento tan enfermo como he estado», dijo el demócrata de Utah durante una entrevista de CNN el viernes.

«Me costó mucho respirar. Siento que tengo un cinturón alrededor del pecho, muy apretado. Cuando toso, me duelen los músculos y siento dolor cada vez que toso, lo cual es frecuente. Me falta el aliento y tengo fiebre de alrededor de 102. Entonces, es bastante malo», expresó.

Díaz-Balart comentó que continuó con su trabajo durante la cuarentena en Washington, D.C.

«Sé que el liderazgo, la Cámara de Representantes y el Senado, bipartidista, están buscando formas de asegurarse de mantener a las personas seguras y permitir que el Congreso proceda, por lo que debemos asegurarnos de que se haga bien y de manera segura, pero también que se haga constitucionalmente», agregó.

Según datos de la Universidad de Medicina Johns Hopkins, el sábado por la noche, habían más de 25,000 casos confirmados de coronavirus y 307 muertes en los Estados Unidos.