Marcha de la comunidad LGTBI en Cuba, calificada de show por Mariela Castro (Imagen de archivo)

Mariela Castro, directora del estatal Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), e hija del general Raúl Castro, ha calificado la marcha independiente de la comunidad LGTBI, que se llevó a cabo este sábado en Cuba de «show» convocado desde Miami y con el respaldo de funcionarios de la Embajada de EEUU en La Habana.


Mariela con las mismas espuelas de su clan, salió rápidamente en defensa de los intereses de su familia, olvidando a propósito reconocer la frustración de una minoría vulnerada, a la que supuestamente el centro que ella dirige debe darle voz.

«A propósito del show convocado desde Miami y Matanzas, respaldado por funcionarios de la embajada de EEUU y cubierto por la prensa extranjera», expresó.

Haciendo uso de las palabras de un activista LGBTI chileno llamado Víctor Hugo Robles, la hija mediática del primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC), justificó: «los avances en derechos de las comunidades LGBTIQ tienen siempre contradicciones. Se avanza sostenidamente, se detiene momentáneamente y a veces aparece como que se retrocede».

«Las imágenes de la marcha de la diversidad en las calles de La Habana de este sábado 11 de mayo de 2019 esconden no solo el deseo legítimo de mayores espacios de derechos para todos y todas sino la puesta en escena de una orquestada operación que busca cuestionar el trabajo señero e imprescindible del Centro Nacional de Educación Sexual de Cuba CENESEX», añadió.


Según Castro, la libertad que demandaron los activistas tuvo lugar para apoyar la «invasión» militar de EEUU en Venezuela y «la desestabilización política – mediática de los gobiernos de izquierdas en América Latina y el Caribe»

«Los imborrables colores de nuestro arcoíris se pintan con brochas orgullosamente antiimperialista», concluyó.

Las palabras de Mariela llegan después de que el mundo ha visto las violentas imágenes, en las que se puede apreciar la represión y el uso de la fuerza de un gobierno totalitario para con la verdadera sociedad civil de la Isla.

Esta marcha de varios miembros de la comunidad LGBTI en Cuba, se organizó tras darse a conocer la cancelación oficial de la conga del CENESEX.

Para desviar la atención de la toma de las calles por activistas de la comunidad LGBTI, el CENESEX, centro que dirige la hija del ex gobernante cubano, convocó a una fiesta por la diversidad.