Afectados por el Síndrome de La Habana/Imagen de archivo

Un grupo de senadores estadounidenses, incluido el cubanoamericano Marco Rubio presentaron ayer miércoles un proyecto de ley orientado a indemnizar a los diplomáticos afectados por el denominado «Síndrome de La Habana», informa Diario de Cuba.

El objetivo es ofrecer asistencia médica y una compensación adicional para las personas con lesiones cerebrales por los supuestos ataques de microondas, que se comenzaron a reportar en la Isla en 2016, indicó Rubio.


El proyecto de ley está impulsado por el floridano, y por otros 15 senadores del Partido Republicano y del Demócrata.

Rubio recordó que desde 2016, al menos una docena de funcionarios estadounidenses que se desempeñaba en el Consulado de EEUU en la capital cubana, y en la ciudad de Guangzhou, China sufrieron síntomas «consistentes con los efectos de la energía de radiofrecuencia dirigida».

El republicano mencionó que se han reportado «más de 130 casos en total entre el personal estadounidense, incluidos casos en suelo estadounidense».

A juicio de la senadora demócrata Jeanne Shaheen, «es inaceptable que los servidores públicos estadounidenses y sus familias hayan sufrido solos durante años con estas misteriosas lesiones cerebrales, sin total transparencia o garantía de tratamiento».


La demócrata pidió a la administración de Joe Biden «llegar al fondo» del asunto para determinar que causó estas afectaciones en la misión estadounidense en La Habana.

Los afectados trabajan principalmente para el Departamento de Estado o la Agencia Central de Inteligencia (CIA), precisó Rubio, que añadió «muchos» siguen sufriendo problemas de salud, aún cuando ya ha pasado bastante tiempo.

«No hay duda de que las víctimas del Síndrome de La Habana, que han sufrido lesiones cerebrales, deben recibir una atención e indemnización adecuadas», sentenció.