Una madre del sur de la Florida expresó su indignación al ver que los zapatos de su hijo de 2 años estaban pegados con cinta adhesiva a sus tobillos cuando lo fue a recoger al daycare la pasada semana.


El incidente se reportó en Pembroke Pines, en el condado de Broard, donde la mamá del niño lo lleva a diario al centro infantil Academia Nob Hill.

“Tuvimos que usar tijeras porque en realidad estaba llorando al tratar de quitar la cinta”, dijo a Local 10 News Charissa Richardson.

Richardson dijo que luego de remover la cinta adhesiva, los tobillos de su hijo estaban irritados. Todo sucedió porque según le dijeron en el centro: “Se estaba quitando los zapatos en clase y por eso le habían puesto cinta adhesiva para mantenerlos puestos”.

La madre recibió respuesta inmediata de la escuela, y de la maestra que lo hizo. Sin embargo, asegura que no es suficiente.

La escuela emitió el siguiente comunicado: “Los propietarios y el director de la Academia Nob Hill están profundamente perturbados por la acción tomada por el miembro del personal. Hemos tomado medidas inmediatas y el miembro del personal ha sido despedido. La seguridad y el bienestar de los niños siempre ha sido y siempre será nuestra principal prioridad.»


Sobre la maestra, la escuela le comunicó: “Se disculpó y se arrepintió en su declaración y entendió que sus acciones no fueron apropiadas. Ella dijo que cometió un error de juicio extremadamente pobre”.

“Puedo decir que lo afecta emocionalmente”, dijo la madre sobre el pequeño. “Estaba señalando los rasguños en sus tobillos. Estaba llorando por eso”.

Richardson dice que desde entonces sacó a su hijo de la guardería.