Foto de archivo

Una madre se defendió de dos ladrones que entraron a su casa en Lithia, Florida, empuñando un rifle AR-15 contra ellos.


La mujer, con ocho meses de embarazo, salió en defensa de su esposo e hija quienes estaban siendo amenazados por los ladrones armados dentro su propia casa.

El incidente, en donde uno de los hombres murió, ocurrió el pasado miércoles cuando ambos irrumpieron en la vivienda familiar y golpearon al esposo identificado como Jeremy King.

«Tan pronto como abrieron la puerta trasera, me apuntaron con una pistola y agarraron a mi hija de 11 años», dijo King a Bay News 9. «Les estoy diciendo, ‘No tengo nada para ti, «y dicen, ‘Dame todo lo que tienes’. Se volvió muy violento, muy rápido».

King dijo que uno de los ladrones lo golpeó con la pistola y otro lo pateó en la cabeza, creando una conmoción que atrajo la atención de su esposa, quien entró en la habitación para ver qué era el ruido, y pronto se encontró esquivando una bala.


La mujer, que no fue identificada, agarró un rifle AR-15 y abrió fuego contra los intrusos.

Uno de los hombres resultó herido y fue encontrado muerto poco después cerca de la vivienda. El otro ladrón salió corriendo de la casa luego que hirieran a su compañero.

Ellos entraron con dos pistolas normales y mi AR lo detuvo. [Mi esposa] igualó el campo de juego y evitó que me mataran «, dijo King, señalando que sufría una cuenca del ojo fracturada, una cavidad sinusal fracturada y una conmoción cerebral, y necesitaba «20 puntos y tres grapas en mi cabeza».

Cualquier persona con información sobre el incidente o el paradero del ladrón debe comunicarse con la Oficina del Sheriff del Condado de Hillsborough al 813-247-8200.